"Estamos muy agradecidos. Están en el corazón de nosotros y nuestra familia". Con esas palabras la ciudadana venezolana Luisaida José Mendoza Massa, 37 años, refleja lo que ha sentido en Curicó, donde vive desde mediados del año pasado junto a su marido,. Darío Vera, de 35 años.Esta mujer recuerda que a principios de 2017 vino a Chile y le gustó mucho. Incluso, desechó una oferta laboral en California, Estados Unidos. Por eso volvió a establecerse definitivamente el 29 de junio del mismo año. "Queríamos una estabilidad para sentirnos como en casa para tomar la decisión de salir del país". La convenció un familiar de su esposo que es colombiana, quien le habló muy bien de Curicó. "Me habló de sus cultivos y vinos. Me llamó mucho la atención porque yo era de un lugar tranquilo".


Buenos para el asado

Al mes de estar instalados en Curicó pusieron su local "Grills Burger" en la Alameda Manso de Velasco. Luisaida Mendoza contó que en venezuela tuvieron trabajos relacionados con la comida, pues ambos son chef. En principio pensaron en vender arepas, pero con el tiempo se dieron cuenta de los gustos de los chilenos."Cuando empezamos a atener al público, empezamos a darnos cuenta que al curicano le gusta mucho el asado y por eso nos enfocamos más en la hamburguesa casera a la parrilla", sostuvo.


Cuatro mesas

Este ciudadana venezolana resaltó que gracias al apoyo de sus clientes han crecido y eso los tiene muy orgullosos. "Comenzamos con cuatro mesas y ya tenemos 21. Nos agrandamos hace tres meses. Dice que al principio trabajaban tres personas y que ahora tienen el doble del personal. Si bien están felices y agradecidos de Curicó,  sueñan con volver algún día a Venezuela, pero reconocen que poco a poco se está acostumbrando a Chile.





Publicar un comentario

 
Subir