La Corte Suprema condenó al centro asistencial por una negligencia médica que terminó con la muerte de un hombre que sufría un infarto al corazón, hecho registrado el 7 de octubre de 2014. La víctima fue Héctor Sandoval Sáez, quien fue derivado a su casa a pesar de los fuertes dolores que sentía en el tórax y pecho hace varios días.

Indemnización

Junto con condenar al hospital de Linares, la tercera sala del máximo tribunal del país determinó mantener la indemnización de 98 millones de pesos para la familia del hombre. No hay que olvidar que este dictamen es inapelable, ya que es la última instancia judicial.


Publicar un comentario

 
Subir