La recomendación de la Contraloría de abrir un proceso para destituir al alcalde de la capital regional, Juan Carlos Díaz, por "notable abandono de deberes", sigue provocando controversia y dolores de cabeza la oficialismo. Esta tarde, el concejo municipal terminó con insultos y garabatos a los ediles de derecha que abandonaron la instancia y, de esa forma, no hubo quorum para analizar el tema.


Cargos

A Juan Carlos Díaz se le acusa de que en 2014, cuando fue alcalde subrogante, no se abstuvo de firmar un anexo de contrato sobre prestaciones de servicio de aseo, pese a sus intereses personales, pues tiene vínculos con la firma "Sociedad de Transportes CTS Limitada. No hay que olvidar que tres de los 4 concejales de oposición en el concejo firmaron el proceso para remover al alcalde y ahora los dardos apuntan al radical Víctor Inzulza, quien se ha mantenido al margen del asunto.

Publicar un comentario

 
Subir