Debido a una serie de denuncias de connotación sexual, la Santa Sede envío una visita apostólica al recinto que atiende enfermos terminales. En ese contexto, en las últimas horas llegó al hogar la religiosa Rosario Alonso, quien se hará cargo de la institución una vez que deje su puesto de directora en un establecimiento educacional de Iquique. La religiosa fue acompañada por Maurizio Bridio. Trascendió que Alonso asumirá en enero y que su estadía sería, en un principio, por tres meses.

Denuncias

Los problemas para el Hogar del Buen Samaritano comenzaron tras un reportaje periodístico donde ex religiosas acusaron malos tratos, abusos de poder y tocaciones de "superiores". Se espera que ahora se inicie una seria de diligencias, entre las que destacan entrevistas a religiosas del recinto para comprobar la veracidad de las denuncias.


Publicar un comentario

 
Subir