Todas las unidades de Bomberos de Curicó debieron acudir esta madrugada, a eso de las 2:00 horas, a la emergencia registrada en calle Ohiggins, casi en la intersección de avenida Camilo Henríquez, en pleno centro de la ciudad. En ese lugar, el fuero destruyó cuatro locales comerciantes y una vivienda, dejando a 16 personas damnificadas, entre ellas, una guagua de solo dos meses de vida.


Irregularidades

Bomberos tuvo problemas para apagar el siniestro debido a que había mucha construcción anómala. De hecho, un voluntario resultó lesionado tras caer desde un cielo falso. Además, la gobernadora provincial, Macarena Pons, contó que en el lugar se desempeñan trabajadoras sexuales, una de las cuales no tenía sus documentos en regla.



Publicar un comentario

 
Subir