La insólita situación la vivió Hugo Alvarado de Linares. El hombre compró un equipo Samsung S8 en 300 mil pesos, el cual estaba en oferta. Su hija lo retiró de una multitienda en Santiago y le mandó a la Región del  Maule en una encomienda a través de Chilexpress. Hasta ese momento una historia feliz.

Sorpresa

Sin embargo, el afectado contó que al llegar el envío a Linares se encontró con la sorpresa. "Al llegar a mi domicilio, voy a ver mi nuevo teléfono y resulta que venía una caja de leche individual y unas bolsas. Algo pasó en el camino. Me sentí profundamente engañado", dijo indignado.



Publicar un comentario

 
Subir