Varios sectores residenciales han aumentado la cantidad de habitantes y paralelamente han crecidos las demandas de la comunidad en Curicó. Consciente de ese fenómeno, el concejal Francisco Sanz dijo que hay que estar atentos a esos fenómenos y las necesidades de los vecinos. “Son las viñas que se construyen cerca del aeródromo y hay que entender que la ciudad tiene un crecimiento natural desde la Rauquén hacia el norte y en cosa de décadas eso va a estar totalmente construido”, señaló. 

Más cercanía

La autoridad planteó que los municipios deben acercarse a esas personas, que en ocasiones se sienten solas. “Son lo barrios nuevos de la denominada clase media y la verdad tenemos que estar muy atentos en el municipio los concejales y el alcalde porque son barrios que sienten la ausencia del mundo municipal”, aclaró. 

Cubrir necesidades

Francisco Sanz agregó que “la orientación de los servicios municipales muchas veces está orientada a los barrios consolidados y tradicionales, pero tenemos que acostumbrarnos que nuestra ciudad va creciendo rápidamente y los nuevos barrios hay que ir cubriéndolos”.

Ejemplo

El concejal de Renovación Nacional visitó uno de esos nuevos polos residenciales, donde escuchó atentamente sus inquietudes. “Viñedos del Boldo es un barrio con más de 150 casas que aún no tienen constituida la junta de vecinos y creo que ahí falta el empuje municipal para motivarlos. Estuve en una reunión donde tienen muchas carencias como falta de lomos de toro, señalética, áreas verdes sin terminar, etc”, apuntó. 


Publicar un comentario

 
Subir