Con buenos ojos ven los comerciantes del centro de Curicó el anuncio realizado por autoridades políticas y policiales en cuanto a aplicar "tolerancia cero" con los vendedores informales y todo tipo de delincuencia. El dirigente del sindicato número 10 de calle Peña, Nelson Reyes, afirmó que espera que todo funcione bien, pues a su juicio, es un tema complejo que se arrastra hace bastante tiempo. "Sería excelente porque estamos sobrepasados con la gente que además no es de la zona, sino que está llegando de afuera. Como en otras ciudades el comercio ilegal ha tenido problemas, están llegando a Curicó", dijo.


Son demasiados

Nelson Reyes indicó que ve con buenos ojos las medidas anunciadas y puntualizó que no queda otra que esperar que las autoridades cumplan con lo prometido. "En todo el centro de Curicó somos alrededor de 130 personas que estamos con los papeles al día y los permisos y todo lo de la ley, pero los ilegales son el doble. Está llegando mucha gente de afuera y es muy peligroso", acotó.



Publicar un comentario

 
Subir