Cerca de un centenar de trabajadoras se reunieron en la Plaza de Armas de Curicó en el marco de la paralización de actividades en reclamo a la decisión de la Dirección del Trabajo que se niega a aplicar  un fallo judicial que las favorece a la hora de la negociación colectiva. En contacto con www.curicosincensura.com, la secretaria del Sindicato de Manipuladoras Gabriela Mistral, Jéssica Soto, dijo que esa postura las perjudica, pues "nos está poniendo muchas trabas para poder negociar con las empresas a las cuales licitamos. Más que nada porque nos están exigiendo servicios mínimos porque la reforma laboral está eliminando los sindicatos con esa norma que sacó".



Menos derechos

La vocera de las funcionarias en paro dijo que se sienten vulneradas en sus derechos. "Si nosotros defendemos a los trabajadores por qué debemos pasar por estas cosas", apuntó. Soto precisó que en la provincia son medio millar de personas paralizadas, las cuales estarán en esa postura en forma indefinida esperando una respuesta favorable del Gobierno.





Alerta 

La profesional alertó a los padres y apoderados, pues a su juicio, "las empresas están metiendo a personas que no están capacitadas para entregar alimentación a sus hijos. En caso de intoxicación o algo tengan mucho ojo", indicó.

Publicar un comentario

 
Subir