El Instituto Nacional de la Juventud del Maule (Injuv) realizó una intervención social en el Centro de Internación Provisoria del Servicio Nacional de Menores, Sename, en Talca, donde cerca de 20 jóvenes cambiaron su look  gracias a un grupo de peluqueras voluntarias. La iniciativa busca seguir potenciando el trabajo entre ambas instituciones, ya que el objetivo es generar actividades y darles herramientas a los jóvenes para que puedan reinsertarse de mejor forma a la sociedad.


Grano de arena

La Directora Regional del INJUV, María Paz Del Valle, destacó esta iniciativa  que busca aportar con un grano de arena en la reinserción social de los jóvenes.  “Como institución estamos muy preocupados de llegar a todos los jóvenes, de todas las clases sociales y de todos los sectores. Es por esto que organizamos esta intervención social, para entregar nuestro granito de arena en la reinserción".


Aporte

En tanto, la directora regional del Sename, Ana Cecilia Retamal, destacó el trabajo colaborativo con el Injuv.  “Como institución esta actividad es una ganancia, especialmente para las necesidades de nuestros jóvenes. Si bien este corte de pelo para algunos puede ser una banalidad, para los jóvenes que viven acá es realmente significativo”, apuntó.


Publicar un comentario

 
Subir