La información tenida a la vista permite concluir que no se ajusta a derecho que la Municipalidad haya regulado la materia de que se trata mediante un reglamento, que como quiera tal atribución, por mandato legal, debe ser ejercida a través de una ordenanza”. Esa es una de las conclusiones del informe de la Contraloría Regional del Maule sobre la petición que hizo la gobernación provincial. Además, hay que recordar que el concejal Francisco Sanz planteó que el ordenamiento de la denominada “Feria de Las Pulgas” debía ser con una ordenanza y no un reglamento. 


Plazo

El documento del ente fiscalizador agrega que “deberá esa Municipalidad adoptar las medidas necesarias para subsanar la irregularidad expuesta, informando de ello a esta sede de control, dentro de un plazo que no exceda del 24 de julio del año en curso”. La gobernadora Macarena Pons señaló que cuando empezaron con la mesa de trabajo el año pasado uno de los puntos fue la ordenanza municipal que iba a permitir fiscalizar. “Lamentablemente, y no se porqué, la Municipalidad votó por un reglamento, cosa que no nos servía porque eso no permite a los fiscalizadores ingresar, pues el reglamento es solo para temas internos municipales”, dijo. 

“No es legal”

El concejal Francisco Sanz se mostró conforme con el dictamen de la Contraloría y espera que el alcalde de la ciudad, tome la medida que corresponde. “Espero que el alcalde se ajuste a la ley para tener un ordenamiento en cuanto a lo que se puede vender, transar, un ordenamiento de las calles, incluso, hasta los límites. Además la ordenanza el es único medio legal que tiene la Municipalidad para poder infraccionar”, indicó.



Publicar un comentario

 
Subir