A la justicia recurrió una de las personas que denunció maltrato por parte de efectivos de la policía uniformada en una pelea masiva registrada la madrugada del sábado pasado en el balneario de Curanipe, la cual fue difundida por redes sociales y que terminó con un policía dado de baja. En las imágenes se ve a un hombre que recibió una cobarde patada en la cabeza cuando estaba en el suelo. Se trata de Juan Canales, quien recurrió al Tribunal de Garantía de Chanco. 

Acción legal

El abogado de ese hombre, Fernando Leal, señaló que la “querella es por el delito de tratos crueles establecido en el artículo 150 d del Código Penal a raíz de los acontecimientos que ocurrieron la madrugada del sábado 12 de octubre en la localidad de Curanipe, comuna de Pelluhue”, apuntó.
El profesional puntualizó que la policía tiene su derecho al uso de la fuerza, pero no a abusar de ella. "Tiene facultades desde luego para hacer uso de la fuerza, pero ese uso debe ser racional, proporcionado y con criterio”, dijo.

Delito

Fernando Leal se mostró conforme con que Carabineros haya separado de sus filas a uno de los funcionarios que participaron en el altercado, pero agregó que buscan una sanción de tipo penal. “Se cometieron ilícitos y que más allá de la responsabilidad administrativa que pudieran tener estos carabineros hay que sancionarlos penalmente”, indicó. En ese contexto, el abogado espera que el Ministerio Público también haga su trabajo estableciendo responsabilidades. “Esperamos que la Fiscalía de Cauquenes, que está a cargo de esta investigación, a la brevedad pueda reunir los antecedentes suficientes para formalizar a quienes cometieron estos deleznables hechos”, acotó.



Publicar un comentario

 
Subir