Con las pilas cargadas asumió Pablo Chávez su cargo de consejero regional por la provincia curicana en reemplazo de la renunciada Isabel Margarita Garcés. Si bien tomó el cargo a principios de diciembre pasado, la autoridad se ha mostrado muy preocupada por los problemas de la gente y, especialmente, por la escasez hídrica que ha golpeado fuerte a la zona central del país, donde la puerta norte de la región se ha visto afectada seriamente al ser netamente agrícola, panorama que ha estado marcado por la sequía, el calentamiento global y ahora los incendios forestales. "Todo ese panorama se va a ir consolidando y va a generar un inconveniente de carácter mayor que no se le ha tomado el peso. Estamos recién comenzando el verano y ya no tenemos agua para los cultivos de los pequeños agricultores, básicamente en la comuna de Rauco y todo lo que es la Cuenca del Mataquito", precisó. Pablo Chávez recordó que la sequía era un problema que se venía venir hace más de una década y que en varias ocasiones solicitó que se decretara emergencia agrícola para la zona. "Hay que anticiparse a los hechos y ser proactivo", indicó.

Sello social

El consejero regional puntualizó que se la jugará por solucionar los problemas de la comunidad. En ese sentido, recordó su paso como concejal de Rauco. "Me cambió la vida en términos de ver las verdaderas necesidades de las personas porque es una comuna con muchas necesidades y desde esa misma premisa voy a seguir trabajando desde el CORE", dijo.
Chávez espera trabajar a la par con todos los consejeros regionales para sacar adelante las propuesta tendiente a mejorar la calidad de vida de los maulinos.
"Más allá de la vieja escuela de la política de andar criticando a las autoridades y sobre todo en ámbitos que no nos corresponden no le hace bien a la ciudadanía. Lo que hoy día se requiere es trabajar desde las bases, en la calle con la gente, escuchar y solucionar sus problemas", acotó.
En su calidad de ingeniero, el CORE  se mostró partidario de tener ciudades más amigables, donde en el caso de Curicó planteó, por ejemplo, mejorar el transporte público, especialmente para los adultos mayores. "La ciudad necesita una planificación urbana a 30 años con un modelo de gestión inteligente", sostuvo.









Publicar un comentario

 
Subir