Alrededor de 200 hectáreas han sido consumidas por la emergencia que ha amenazado a los sectores habitados de San Isidro y El Primor de la localidad de Chequenlemu de Los Niches, en la comuna de Curicó. Por tal motivo, se mantiene la alerta amarilla decretada por la Intendencia Regional del Maule, lo cual se traduce en más recursos para enfrentar el siniestro.



Apoyo externo


La seremi de Agricultura, Carolina Torres, precisó que están todos los elementos desplegados para controlar esa emergencia. “Hay cinco brigadas de Conaf trabajando con tres helicópteros y también los dos Chinook (helicópteros). Hay un foco que se está pasando al sector de Upeo, que es el más complicado y se está trabajando porque hacia abajo hay casas y por eso nos preocupa”, dijo.


Trabajo

La funcionaria resaltó el trabajo conjunto con la empresa privada y precisó que el puesto de mando “se va a poner en la escuela Pablo Neruda. Vengo de allá y debo decir que la directora ha tenido muy buena disposición y también estamos viendo un terreno en Potrero Grande para poder alojar las brigadas para que no tengan que perder tiempo en movilizarse”. 







Publicar un comentario

 
Subir