El hecho más grave estuvo concentrado en el sector  Majadillas de Rauco, donde las llamas destruyeron cerca de 387 hectáreas ( 140 de arbolado, 113 de matorral y 134 de pastizal). Al lugar debieron trasladarse 58 funcionarios de la Conaf, pertenecientes a cinco brigadas especializadas que fueron apoyadas por helicópteros y aviones de la institución. También ayudó a controlar la emergencia Bomberos y personal municipal con camiones aljibes.

Otra emergencia

En tanto, alrededor de 185 hectáreas fueron consumidas por el fuego en la localidad de Chequenlemu de Curicó, correspondiendo a 10 de pino, 92 de arbolado, 51 de matorral y 32 de pastizal. En esa emergencia trabajaron seis brigadas de Conaf,  con 57 funcionarios que fueron apoyados por aviones y helicópteros institucionales, además de Bomberos y personal de emergencia municipal, que se desplegaron con camiones aljibes. Se sumaron un helicóptero  y brigadas de la empresa Arauco.


Publicar un comentario

 
Subir