La seremi de Agricultura, Carolina Torres, admitió que la falta de agua será una realidad en el corto plazo. “Sabemos que hay ríos que van a quedar secos y, además, sabemos de lo importante que es en estos momentos trabajar las aguas subterráneas. Los cauces de los ríos están complicados, sobre todo del Mataquito,  donde la provincia de Curicó aparece como la más afectada”, apuntó.
La funcionaria de Gobierno sostuvo que en la puerta norte del Maule existe un déficit relevante de agua caída que ha provocado una grave sequía en la zona. “Tenemos un 70 por ciento menos de precipitaciones”, reconoció. Agregó que debido a ese oscuro panorama, las autoridades están trabajando en la construcción de cinco embalses de la región. “Aquí hay dos importantes que son La Jaula y El Parrón. En el primer gobierno de Piñera quedaron en prefactibilidad y hoy estamos pasándolo a factibilidad y el medio ambiente, los dos procesos para que sea más rápido”, indicó. En todo caso, ese proceso puede extenderse entre dos o tres años.

 

Crear conciencia

Carolina Torres sostuvo que están trabajando con las juntas de vigilancia de toda la Región del Maule “para ver una manera de infiltración de acuíferos o también a través de la infiltración de redes de canales para que durante el invierno una poca capa de agua vaya a través de la redes de canales y sigamos infiltrando sobre todo en las napas subterráneas”.
La seremi de Agricultura indicó que, de esa forma, se puede manejar un poco la disponibilidad del recurso hídrico. “Hay que aprovechar el agua que estamos en el invierno teniendo de alguna manera almacenada en la tierra porque hasta que los embalses no estén tendremos que rellenar todas estás redes subterráneas”, acotó. La profesional puntualizó que los campesinos deben acostumbrarse a los nuevos tiempos de escasez. “Es importante trabajar la tecnificación o estanques de agua para que la próxima temporada por lo menos lo que puedan lo acumulen”, apuntó.



Publicar un comentario

 
Subir