Desde la primera semana de la crisis sanitaria provocada por la presencia del coronavirus, el consejero regional por la provincia curicana levantó la voz para solicitar a las autoridades que tomaran medidas de excepción.  Pablo Chávez destacó que varias de sus propuestas fueron llevadas a cabo. “Como ampliar el trabajo de sanatización en la comuna de Curicó, la instauración de un cordón sanitario en la provincia, que fiscaliza el ingreso de casos sospechosos, y la reciente medida tomada por el Presidente de la República que posterga los pagos de las cuentas de la luz por tres meses y la prórroga del pago de los permisos de circulación pedida por los parlamentarios”, acotó. 

Faltan tareas por hacer

Sin embargo, Pablo Chávez puntualizó que hay otras iniciativas que puso sobre la mesa y, que a su juicio, deben concretarse a la brevedad. “Por ejemplo, tener un espacio (como el gimnasio Abraham Milad) para infectados que requieran de aislación, pero con  cuidados no tan intensivos. Aquí no tenemos un hospital en condiciones de atender una cantidad considerable de casos”, resaltó. La autoridad precisó que “se debe declarar cuarentena total como se hizo en siete comunas de la Región Metropolitana”. Agregó que ante una eventualidad de tal envergadura, debemos estar preparados con antelación. “Para administrar una cadena de abastecimiento de canastas básicas para la población, la que debe ser gestionada por los municipios”, sostuvo.


Propuestas en el sector económico

Pablo Chávez también tiene propuestas para el sector económico y productivo. “Hay que tener leyes que resguarde a los trabajadores frente a eventuales despidos masivos e independientes con un subsidio garantizado por el Estado”, indicó. El CORE de la provincia de Curicó se dio tiempo para destacar la aprobación del Gobierno Regional de dos mil 500 millones de pesos que serán distribuidos a las 30 comunas de la puerta norte del Maule. “También destinamos mil 700 millones en el marco de una agenda de reactivación económica para las pymes que se vean afectadas por la crisis”, apuntó.

Controversia con dictamen

Chávez cuestionó la resolución de la Dirección del Trabajo que deja al trabajador en una condición de extrema vulnerabilidad frente a la pandemia que nos afecta. “La señal que el Estado está dando es que aquí en Chile el hilo siempre se va a cortar por lo más débil. ¿Qué pasa si en mi casa vive un adulto mayor o una persona con enfermedad crónica? ¿Debo salir igual a trabajar poniendo en peligro a mi familia? Hago un llamado a todas las autoridades políticas (oficialistas y de oposición) a que hagamos presión para que el Gobierno se ponga los pantalones en esta materia”, remarcó.


Publicar un comentario

 
Subir