Luego de varias semanas sin movimiento por causa del Coronavirus, el fin de semana pasado funcionó ese tradicional punto de comercio informal en la zona surponiente de la comuna. Esa situación generó controversia en la comunidad debido a que se aglomeraron cientos de personas, las cuales se expusieron a contraer el Covid-19, más allá de las medidas sanitarias aplicadas por las autoridades.
Consultado por ese polémico tema, el intendente regional, Pablo Milad, aclaró que no existe ninguna orden de prohibición de funcionamiento para ese tipo de ferias. “Siempre y cuando sean de abastecimiento y existe un protocolo, el cual se debe cumplir y está estipulado y entregado a través de las autoridades sanitarias”, dijo.

Fiscalización

La máxima autoridad de la Región del Maule puntualizó que en las ferias se deben cumplir algunas medidas de prevención muy importantes y básicas para evitar brotes masivos de contagios. “Como lo es el distanciamiento de un local a otro y la forma de entrar a estas ferias”, dijo. Sin embargo, Pablo Milad señaló que se están monitoreando constantemente esos lugares de compra y venta en la vía pública en cuanto a que se respeten las normas sanitarias. “Si no se cumple eso, tendría que ser fiscalizado por la seremía y aplicar los sumarios correspondiente”, indicó.



Publicar un comentario

 
Subir