Hasta el Tribunal de Garantía de Curicó se trasladó el prefecto de Carabineros, Alejandro Halabi, acompañado por la capitán de Justicia, Esperanza Cruz y el cabo primero Inzunza de dotación de la tercera comisaría Teno, quien estando de servicio, fue apuñalado en la zona abdominal por uno de los tres imputados, que el pasado 17 de mayo, agredieron al personal policial de turno. El querellado por homicidio frustrado, por instrucción del fiscal de turno, pesé a la gravedad de los hechos, quedó en libertad.
Ataque
La querella por homicidio frustrado y atentado contra la autoridad fue interpuesta por el funcionario afectado en contra de los tres acusados, quienes se agredieron cuando  infringían el toque de queda, negándose a identificarse, con una actitud agresiva hacia el personal policial, y al momento de manifestarles que serían detenidos se abalanzaron contra de los policías.
Mano dura
El prefecto de Carabineros señaló que “no permitiremos que hechos tan graves como el ocurrido al cabo primero Inzunza queden impunes, motivo por el cual fuimos hasta tribunales para presentar las querellas correspondientes en contra de los tres sujetos involucrados en el procedimientos policial.


Publicar un comentario

 
Subir