La Corte de Apelaciones de Talca acogió parcialmente un recurso de nulidad presentado por el colegio Garden College de Cauquenes, el cual fue acusado por una profesora de música por vulneración de su integridad síquica, situación gatillada tras presentar una licencia médica para tratar una enfermedad grave. El fallo del tribunal de alzada de la capital regional mantiene en lo sustantivo lo decretado en agosto del año pasado por el  Juzgado de Letras del Trabajo de Cauquenes, instancia que dio por acreditada la vulneración de la integridad sicológica. De esta forma, el establecimiento educacional deberá pagarle a la profesional una indemnización por daño moral de cinco millones de pesos, pedir disculpas públicas en un acto de desagravio, capacitar a sus directivos y docentes, además de confeccionar un tríptico informativo acerca de la protección de los derechos fundamentales de los trabajadores. Asimismo, se remitieron los antecedentes del caso a la Dirección del Trabajo.

Los hechos

Fernando Leal,  abogado de la profesora, señaló que su representada durante siete años que trabajó en ese colegio siempre fue bien calificada, reconocida y ganadora de varios premios. Sin embargo, eso comenzó a cambiar el año 2017. “Presenta un problema de salud, a raíz de un eventual cáncer mamario, y pide licencia producto de esa situación. Ahí empieza una especie de persecución en su contra y se le comienza a cuestionar su trabajo”, acotó. El profesional precisó que un año después comenzaron los problemas más graves. “En 2018 llega a su punto culmine cuando de vuelta al trabajo se encuentra con la sorpresa de que ya no era profesora de música, sino que la derivan a un primero básico y peor aún que le bajan las horas que tenía contratadas, por lo cual sus remuneraciones bajan considerable y ostensivamente”. Leal dijo que esa situación la afectó, gatillándole depresión, pues no la citaban a reuniones ni actividades del colegio.



Publicar un comentario

 
Subir