Los habitantes de una de las riberas del río Guaiquillo señalaron que la basura se transformó en un peligroso foco infeccioso, pues se encuentra al lado del parque fluvial Aguas Negras, de una multicancha y a metros de casas de la población Santos Martínez. Reclamaron que se sienten abandonados y que deben convivir con ratones, malos olores y un daño constante al medio ambiente. El dirigente Alamiro Ortiz señaló que lo más grave es que la basura “la están tirando a la orilla de la calle y cerca de las casas. La autoridad deben ponerse más los pantalones y que vengan para acá a dar la cara”.

                                               Foto gentileza Noticafe (medio asociado)

Gestiones

Cansados de la situación, habitantes de la población Santos Martínez invitaron al consejero regional de la provincia de Curicó George Bordachar a visitar la zona. La autoridad indicó que “tenemos un parque maravilloso y al lado vemos un basural tremendo. Voy a hacer una presentación a la seremía de Medio Ambiente para ver qué solución podemos dar”. Agregó que además tomará contacto con los encargados del medio ambiente del municipio y los concejales para analizar el asunto. “También hay que hablar con los vecinos y una iglesia mormona que tiene una cancha que está abandonada y que tiene mucha basura y tomen los resguardos. Aquí vive mucha gente, viven niños y hay que darles una mejor calidad de vida”, acotó.



Publicar un comentario

 
Subir