En marzo de este año apareció el primer caso de COVID 19 en nuestra región, y paradojalmente el enfermo era un hombre de la salud que regresaba de sus vacaciones por Europa. En efecto, se trataba de un médico de la zona, específicamente de Talca y funcionario de la atención primaria en San Javier.
Desde el primer minuto entendimos que debíamos respetar el liderazgo y estrategias definidas por el Ministerio de Salud, bajo la atenta dirección y supervigilancia del Presidente Sebastián Piñera. Una crisis sanitaria provocada por una pandemia mundial que ya había cobrado cuantiosas vidas en China y estaba provocando estragos en Italia no era ciertamente un escenario para profundizar las diferencias entre gobierno y oposición.
El virus se expandió lentamente por nuestro país y salvo los brotes de Chillán, Temuco y Punta Arenas, al principio pareció afectar principalmente a Santiago y específicamente a las comunas de la zona oriente. Tanto así que las primeras cuarentenas afectaron a Las Condes, Providencia, Vitacura y Lo Barnechea.
El Ministro Jaime Mañalich fundamentó las medidas de restricción en las tasas de contagiados por cada cien mil habitantes y entonces supimos que cifras de 50 enfermos activos por cada cien mil habitantes representan un peligro para el resto de la población. La oposición comenzó a exigir cuarentena total pero el ministro optó por cuarentenas selectivas, dinámicas  y estratégicas.
Sin embargo, conforme fue avanzando la enfermedad y Chile comenzó a liderar las tasas diarias de nuevos contagios en América Latina, los criterios para declarar cuarentenas  se fueron haciendo cada vez menos transparentes y claros. En otras palabras se aplicó un criterio para las comunas de la zona oriente de Santiago y se aplicó un criterio diferente para las comunas populares y para el resto de las regiones del país.
Hace unos días, con 251 casos activos, Curicó presentaba más casos activos que los 127 casos de San Antonio y la autoridad sanitaria decretó cuarentena en San Antonio. Curicó registra 408 casos activos esta semana, superando los casos activos de Valparaíso y Viña del Mar  y la autoridad sanitaria anuncia cuarentena, a partir de este viernes, en Valparaíso y Viña.. ¿Significa esto que los curicanos importan menos que los santiaguinos o los porteños? ¿Significa que todavía no hay suficientes muertos en Curicó señor Ministro? Pues bien, ¿Cuántas personas más deben morir en Curicó para que se decrete cuarentena total?
Lo ha pedido la senadora Ximena Rincón desde fines de marzo, lo ha pedido el alcalde de Curicó, lo han  pedido todos los alcaldes de la Provincia, ahora lo exigimos los ciudadanos. CUARENTENA TOTAL AHORA.




Gerardo Muñoz Riquelme
Presidente Regional PDC Región del Maule

Publicar un comentario

 
Subir