Un complicado procedimiento policial se registró esta mañanar, alrededor de las 7:30 horas, en el sector Santa Fe. En un control vehicular ubicado en la avenida Circunvalación con calle Diego Ramírez, un funcionario del Ejército debió disparar al aire para intimidar a un conductor que no respetó el punto de fiscalización.  El jefe de zona, general Hugo Lo Presti, se refirió a ese procedimiento. “Una camioneta tratando de eludir este control, que se está realizando todos los días en la ciudad, sale raudamente de la fila y se enfrenta directamente a donde estaba personal del Ejército”, dijo. La autoridad militar puntualizó que ante la irresponsable conducta del automovilista, un funcionario debió usar su arma. “Al percatarse de ello, este funcionario le hace señas para que se detenga este vehículo, que previamente había golpeado a otro, y ante la inminencia del efecto que podría generar un atropello, el personal hace uso de su arma de servicio bajo las facultades que le otorga la ley bajo el concepto de la legítima defensa”, aclaró.

Persecución

El general Hugo Lo Presti justificó el proceder del militar. “Un auto que embista a una persona es un arma letal y, obviamente, le puede producir la muerte y ante eso se ejerce la legítima defensa desde el punto de vista del uso del armamento”, precisó.
La autoridad militar indicó que tras el disparo se pudo concretar la detención del sujeto, identificado con las iniciales A.E.M.O, con antecedentes policiales. “Luego es perseguido por la policía y al perder el control del vehículo choca en contra de una vivienda del pasaje número 5 del lugar”, contó.


Publicar un comentario

 
Subir