Como una función  muy colaborativa  y abnegada calificó el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, el trabajo que a diario realiza el voluntariado de Damas de Amarillo, cuya principal misión es darle una mano  y una palabra de aliento a quienes se encuentran internados en el Hospital  de la ciudad.

Junto con un saludo protocolar con motivo del aniversario número 73 de dicha institución, el jefe comunal valoró la labor de cada una de las integrantes del voluntariado, a quienes les hizo entrega de un reconocimiento muy especial: una fotografía patrimonial que refleja su abnegada labor.

Agradecidas

La presidenta comunal de las Damas de Amarillo, Miriam Rojas,  manifestó su gratitud por el recomocimiento. “Deseo dar las gracias por el recuerdo que nos entregó el señor alcalde, que fue maravilloso, a pesar que en la fotografía yo no aparezco, pero de ver a muchas compañeras que todavía están, entonces fue muy lindo su gesto. 




Publicar un comentario

 
Subir