Alrededor de un centenar de personas llegaron esta tarde al kilómetro 191 de la Ruta 5 Sur, a la salida de Curicó, donde el 21 de octubre del año pasado perdió la vida José Miguel Uribe Antipani, de 25 años, quien recibió un disparo a la altura del tórax que le provocó la muerte. Familiares, amigos y agrupaciones sociales adornaron la carretera con volantines negros y fotografías del joven fallecido.

Recuerdo

Su madre, Jacqueline Antipani, leyó una carta y recordó con unas sentidas palabras a su hijo. “Era un joven alegre y siempre con una sonrisa en su rostro a pesar de sus adversidades. Un luchador, trabajador, excelente amigo de sus amigos, luchador de sus ideales y convicciones y por seguir esos ideales, un día como hoy salió a manifestarse con su descontento social y quería un mejor futuro para su hijo Baltazar y señora”, dijo emocionada.




Tranquilidad


Tomando en cuenta que se iban a producir presuntos cortes y congestión en el tránsito, las empresas de locomoción colectiva de comunas aledañas a Curicó, como Molina o Sagrada Familia, suspendieron algunos de sus recorridos para evitar problemas.  Sin embargo, hasta la hora que se realizó esa actividad de recuerdo el flujo vehicular estuvo con absoluta normalidad.

 

Justicia

 

No hay que olvidar que en este caso fue formalizado por homicidio el empresario Francisco Fuenzalida Calvo, de 60 años, quien se encuentra en prisión preventiva a la espera del juicio oral en su contra que debería realizarse en los próximos meses. Además, el hombre está acusado de herir, con la misma arma, a tres jóvenes en la alameda Manso de Velasco, minutos antes de trasladarse a la carretera.




Publicar un comentario

 
Subir