Funcionarios de Carabineros fueron alertados por un llamado anónimo que daba cuenta de que en las inmediaciones del río Guaiquillo se encontraba abandonado un vehículo completamente quemado. Los efectivos policiales concurrieron al lugar, donde estaba el automóvil totalmente destruido, pues había sido incendiado.

Se estableció que el móvil mantenía una denuncia en la tenencia de Tutuquén por el delito de robo, hecho ocurrido el 20 de octubre pasado. Los denunciantes contaron que habría sido sustraído durante horas de la noche desde la avenida Circunvalación de Curicó.

Pericias

El jefe de esa unidad policial, teniente Rómulo Matus, señaló que “al momento de llegar al lugar, realizamos inmediatamente una inspección ocular al interior del auto con el propósito de corroborar que no se encontraran ocupantes en su interior”.

Por instrucción del fiscal de turno, se aisló el sitio del suceso y Carabineros inició las diligencias tendientes a dar con el paradero de él o los autores del hecho y los peritajes de rigor quedaron a cargo de funcionarios del Laboratorio de Criminalística (Labocar).



Publicar un comentario

 
Subir