Tomando en cuenta la contingencia sanitaria, los campos santos privados han mantenidos protocolos muy estrictos para evitar la propagación del Coronavirus.

El consejero regional por la provincia de Curicó, Manuel Améstica, criticó la falta de humanidad y empatía en esos recintos. “Por desgracias me ha tocado ir a tres funerales por familiares directos y la verdad es que es vergonzoso e indignante como es el trato en los cementerios particulares hacia los seres cercanos de los deudos”, dijo.

La autoridad puntualizó que está bien que se tomen resguardos para proteger la salud de la población, pero cree que el servicio igual puede ser más empático. “Es entendible cuando se trata de un difunto por Covid-19 y se entiende que tiene que ser rápido. Aun  así es todo muy frío y triste para los familiares”, acotó.

Trato más digno

El consejero regional por la provincia de Curicó señaló que los protocolos son más flexibles en otros recintos y por eso pidió más voluntad y un trato más digno a las personas que van a brindar un último adiós a un ser querido. “No puede ser que se tengan que estar humillándose sobre todo en los cementerios particulares. En los recintos parroquiales y municipales son distintos,  como que tuvieran otra ordenanza y otra ley”, indicó.

Manuel Améstica precisó que pedirá una explicación a la seremi de Salud, pues es ilógico que se “autorice a que hayan 300 ó 400 personas en un mall, que es un espacio cerrado, pero solamente autorizan a un grupo pequeño de personas cuando se trata de un funeral, incluso, por muerte natural”.


Publicar un comentario

 
Subir