El director del Servicio de Salud del Maule, Luis Jaime, salió al paso de la denuncia de presuntas irregularidades que estarían retrasando el proyecto de un nuevo Centro de Salud Familiar en Molina. La autoridad regional apuntó que la iniciativa tuvo un retraso administrativo de 45 días debido a observaciones hechas por la Contraloría.

Mala intención

De esa forma, Jaime descartó alguna intencionalidad política que quiera retrasar los faenas como lo denunció la alcaldesa Priscilla Castillo. No hay que olvidar que hay comprometidos cuatro mil 600 millones para esa construcción que los molinenses esperan con ansias para mejorar la salud.






Publicar un comentario

 
Subir