El siniestro afectó a la empresa Madal, ubicada en calle Quechereguas Norte sin número, sector denominado Santa Adela. En ese lugar, se declaró la emergencia esta madrugada, cerca de las 0:30  horas. Al incendio concurrieron voluntarios de Bomberos de varias comunas, los cuales no pudieron hacer mucho, pues al fuego redujo rápidamente el recinto a cenizas debido a que había una la gran cantidad de material inflamable como puertas  y otros productos de madera. Se habla de pérdidas millonarias que llegarían a los 700 millones de pesos. 

Poca agua

Uno de los problemas que tuvo que enfrentar Bomberos fue la falta de agua en el sector, pues si bien está a unas cinco cuadras del centro de la comuna, se trata de un área rural ubicada hacia la precordillera. Por tal motivo, los voluntarios tuvieron que sacar agua de canales cercanos o arreglárselas con el líquido que tenían las bombas. En el lugar, la presión de agua es muy baja y complicó el combate del fuego. Si bien el siniestro se declaró como controlado, los organismos de emergencia deben estar atentos a cualquier rebrote tomando en cuenta que se trata de una fábrica cuyo insumo principal es la madera.



Publicar un comentario

 
Subir