Con enorme sorpresa y felicidad, menores de la comuna recibieron obsequios navideños adelantados por parte del consejero regional Pablo Chávez, quien hizo uso de la totalidad de su dieta como CORE para “entregarles un pequeño momento de alegría a los más pequeños de Curicó”.

La autoridad recorrió los sectores más vulnerables de la ciudad y puntualizó que “es un gesto para aquellos niños que no lo han pasado bien durante la pandemia. En algunos casos, sus padres han perdido el trabajo a causa de la crisis sanitaria y no podrán darle la Navidad que quisieran. Esas historias me tocan profundamente y no puedo quedarme parado sin aportar aunque sea con un granito de arena”.


Ejemplo a seguir

Recordar que Pablo Chávez ha donado en otras ocasiones la totalidad de su dieta que percibe por su labor pública, entre ellas las cajas de alimentos que entregó al inicio de la pandemia y los insumos para ollas comunes el crudo invierno pasado. “Lo voy a hacer cuántas veces sea necesario. Estoy para servir a la gente, no para servirme de ella”, precisó. Agregó que “no debería ser sorprendente que un servidor público done su sueldo para la obra social, lo que a mí me sorprende es que nadie más lo haga”, indicó.


Siempre con Rauco

Otra comuna a la que se desplazó el consejero regional fue Rauco, donde fue concejal. “Nunca he perdido el vínculo con Rauco, sigo manteniendo contacto con gente de allá y además es una zona con muchas carencias. No puedo olvidarme de las personas que me motivaron a dedicarme al servicio público”,  dijo. Pablo Chávez sostuvo que “sigo estando muy agradecido de ellos y haga lo que haga, siempre estaré con Rauco”.

Publicar un comentario

 
Subir