En lo que va de esta temporada, en la región se han registrado 223 siniestros, de los cuales 57 corresponden a la puerta norte del Maule. Tomando en cuenta esas cifras, encargado de Emergencia y Protección Civil de la Gobernación Provincial de Curicó, Antonio Paz, afirmó  que estadísticamente hay una baja de un 21 por ciento menos de incendios forestales. “No obstante, tenemos un 105 por ciento más de hectáreas afectadas. Actualmente, tenemos 685 coma 98”, acotó. El funcionario de Gobierno sostuvo que los últimos incendios se concentraron el fin de semana pasado en la comuna de Sagrada Familia. “En el sector del cruce Durazno, ubicado en la localidad de Villa Prat. Tuvimos emergencia el día 12, 13 y 14 de diciembre”, dijo.

Riesgo latente

Antonio Paz informó que el ministerio de Agricultura ha activado el botón rojo para la provincia de Curicó para esta semana porque habrá más viento y menos humedad, lo que propicia la aparición de siniestros. “Razón por la cual, todos los dispositivos que trabajan en la prevención de incendios forestales se van a encontrar en terreno realizando las respectivas fiscalizaciones, monitoreo y trabajo preventivo”, indicó. Agregó que se reitera el llamado a toda la comunidad a tener cuidado al hacer fogatas, al usar fuegos artificiales, los asado o lanzar cigarrillos a zonas con alta vegetación.



Publicar un comentario

 
Subir