La mayoría de las autoridades se han concentrado en buscar soluciones de cómo bajar los contagios en la comuna, lo cual está bien. Sin embargo, pocos se han referido además a los problemas que generará la cuarentena total en las familias curicanas.

El concejal Francisco Sanz afirmó que “una cosa es pasarla en época de invierno, donde los seres humanos de forma natural restringimos nuestra movilidad y se hace más llevadera. Pero otra cosa es pasarla en pleno verano con 34 grados de calor,  sobre todo en las casas pequeñas y barrios, donde hay un mayor número de habitantes por metro cuadrado”. La autoridad fue enfática en señalar que “va a ser muy doloroso para muchas familias curicanas, por no decir que va a ser muy difícil poder cumplir estrictamente no salir de la casa por la gran ola de calor”.

El concejal de Renovación Nacional indicó que le preocupa la salud mental y la felicidad de todos los curicanos. “A tener paciencia y a poder, de alguna forma, poder sobrellevar esta cuarentena y el autocuidado para salir lo más antes posible de esta fase que realmente es una imposición y una pérdida de libertad tremenda, espero que la salud mental no se vea afectada”, acotó.


Lección aprendida

Francisco Sanz lamentó que con el retroceso en el plan Paso a Paso los emprendedores locales vuelvan a quedar de brazos cruzados. “Ya sea en un pequeño boliche de comida, alguna tienda chica de ropa o una peluquería. Habían vuelto a la actividad y nuevamente se les pone un cerrojo impositivo a sus labores”, aclaró.

Por eso mismo, Francisco Sanz  aseguró que deberían haberse tomado medidas preventivas con antelación, pues es sabido que la provincia recibe a miles de trabajadores en época de cosecha. “Viene una gran cantidad de gente de fuera de la región y de la provincia a trabajar en la fruta, sobre todo en la cereza, donde hay una gran movilidad y concentración de cosecheros y cosecheras no solamente en cada campo, sino que también entre predios, pues hay personas que trabajan en dos o tres lugares en el mismo día”, acotando, que “se debió haber formado una mesa multisectorial desde octubre, hoy ya es historia y las autoridades no sacan nada con acusarse mutuamente, esto ya quedó como lección aprendida para el futuro”.


Totalmente injusto

El concejal curicano calificó el actual escenario como tremendamente injusto  para miles de familias que realmente se han portado bien,  han seguido las indicaciones y han sido responsables, y que hoy tengan sus vacaciones en suspenso o definitivamente sin poder concretarlas “La cuarentena les va impedir ir a la orilla de un río a acampar, visitar un pariente en el sur como lo hacen todos los años, o ir a nuestra costa curicana a las pensiones o  cabañas que ahí hay disponibles”, dijo. En ese sentido, Francisco Sanz planteó una idea para esas personas. “Si en nuestro país puede entrar un extranjero o un chileno residente con un PCR negativo con 72 horas, por qué no una familia que ha sido responsable no podrá, si tiene sus vacaciones programadas, salir de la comuna con un test negativo y con un pasaporte Covid, indicando el lugar de vacaciones, el número de días que estará y el día de regreso a Curicó; y dejarlo informado en las plataformas o en la comisaría virtual. ¿Por qué no hacerlo? ¿Por qué no se puede aplicar lo mismo? La verdad que sería algo muy interesante porque no podemos castigar a las familias curicanas que se ha portado bien y merecen ir al campo o una playa a un merecido descanso”, reflexionó.

Publicar un comentario

 
Subir