Durante la tarde del domingo pasado, un carabinero de la Primera Comisaría de la comuna resultó herido al detener a dos antisociales que intentaron evadir un punto de control sanitario preventivo ubicado en avenida Los Vidales. El funcionario mostró toda su valentía y aprehendió a los delincuentes, quienes portaban armas blancas y drogas en el vehículo en que se movilizaban.

No hay que olvidar que en el procedimiento, el conductor del móvil comenzó a agredir al efectivo policial, sin embargo, ambos sujetos fueron detenidos por personal de Carabineros de otras unidades que llegaron en apoyo.

Tomando en cuenta el arriesgado actuar del funcionario lesionado, el prefecto de Carabineros de Curicó, teniente coronel Óscar Muñoz, encabezó una ceremonia para felicitarlo.

“Para mí es un orgullo estar presentando ante ustedes un carabinero que a pesar de su juventud, lleva dos años en la institución, supo cumplir con su deber, dando eficacia al derecho y evitando la impunidad de los delincuentes”, apuntó.

La autoridad policial agregó que “no puedo permitir que a uno de los míos, por estar haciendo su trabajo, sea golpeado y maltratado. El carabinero está ahí después de un prolongado horario laboral,  está tratando de evitar la impunidad respecto a personas que circulan estando en cuarentena”.

Cumpliendo con el deber

Con humildad, el funcionario destacado recibió el reconocimiento de la institución. Se trata de Luis Hernández Caipa, de 26 años,  quien entregó más detalles del procedimiento. “Fiscalicé a los individuos, los cuales se opusieron en todo momento al control sanitario y control de identidad, cuando uno de ellos se da a la fuga en dirección a la Ruta 5 Sur. Le di alcance a unos 10 metros aproximadamente, cuando logro reducirlo, llegando el otro individuo (hermano), quien intenta en todo momento rescatarlo”, contó. El funcionario agregó que siempre “pasó por mi mente evitar la impunidad de estos sujetos, garantizar el estado de derecho y cumplir con mi obligación”.



Publicar un comentario

 
Subir