Familiares, amigos y vecinos del pequeño que necesita el medicamento más caro del mundo llegaron hasta el palacio de Gobierno, en Santiago. En el lugar, hicieron una manifestación pacífica pidiendo que se respeten ante el Estado de Chile los derechos del menor a tener acceso a una salud digna, donde se terminen las completadas y bingos para salir adelante.

Misiva

En la ocasión, se entregó una carta dirigida al Presidente de la República, a la Primera Dama,  al ministro de Salud y a la subsecretaria de esa cartera. El objetivo es reunir los mil 500 millones de pesos para comprar el medicamento que mantenga con vida al pequeño, de solo tres meses, que sufre de atrofia muscular espinal.



Publicar un comentario

 
Subir