El consejero regional Pablo Chávez ve como una muy buena medida los mil millones de pesos aprobados por el Consejo Regional para ayudar a los agricultores afectados por las intensas lluvias que se registraron en el Maule en enero pasado. La autoridad afirmó que “el sector agrícola fue uno de los más golpeados por las precipitaciones de hace unas semanas. Los más afortunados perdieron solo una parte de la producción, pero otros lo perdieron todo. Este es un bono que hemos aprobado y viene a aliviar un poco el estrés económico de los productores de nuestra zona y es una iniciativa que muchos han agradecido”.

Pablo Chávez se refirió a la distribución que tendrán los recursos aprobados y la forma en que los beneficiados podrán optar a esa ayuda. “Serán asignada de acuerdo al nivel de daños que han tenido, que van de leves a graves, y  esto será determinado por los organismos técnicos competentes. Luego, podrán a optar a una ayuda económica que va desde los 200 mil pesos a los 2 millones, de acuerdo al daño catastrado”, aseguró.

Ese es el camino

El consejero regional por la provincia de Curicó hizo un llamado a mantener ese tipo de iniciativa. “Esta ayuda agrícola es una gran herramienta y sería muy bueno que se extendiera en el tiempo”, indicó. Agregó que “como ya han señalado los expertos, producto del cambio climático, las intensas lluvias de enero podrían volver los próximos años. Por lo tanto, se necesita un plan de acción que nos permita proteger a nuestros agricultores. Es por esto que valoro enormemente la gestión del seremi de Agricultura, Luis Verdejo, quien ha tenido la gran visión para afrontar la crisis del sector agrícola que hoy nos aqueja”.




Publicar un comentario

 
Subir