Desde el 12 de abril pasado, personal del Modelo de Integración Carabineros Comunidad (MICC) de la Primera Comisaría de esta comuna lleva colaciones, útiles de higiene personal y compañía a personas que por distintos motivos deben sobrellevar las bajas temperaturas amparados en algún lugar de la vía pública.

Por segundo año, los efectivos policiales tienen la responsabilidad de llevar esas colaciones a hombres y mujeres que viven en situación de calle, quienes con el paso del tiempo esperan con ansias y reconocen el vehículo en que se trasladan y los hacen detener, incluso, hasta en los desplazamientos.

El jefe de la oficina MICC, suboficial  mayor Carlos Guzmán,  señaló que hace algunos días el jefe de la VII Zona de Carabineros Maule, general Fernando Lobos, les hizo un emotivo reconocimiento en Talca. “Representamos el trabajo que realizan las oficinas MICC en toda la región, debido que a la fecha llevamos más de mil 500 colaciones entregadas a las personas, trabajo que hacemos con orgullo porque no solo llevamos comida, llevamos compañía, ofrecemos nuestra ayuda y ellos saben que al día siguiente, nuevamente estaremos con ellos y que pueden confiar en nosotros” enfatizó.

Labor conjunta

Con el aporte del Ministerio del Desarrollo Social, Carabineros de Curicó continuará por un tiempo indeterminado visitando todos aquellos lugares donde quienes más necesitan ayuda se refugian, donde guardan sus limitadas especies que les permite capear las bajas temperaturas y las futuras lluvias, llevando colaciones y útiles de higiene personal.



Publicar un comentario

 
Subir