Un duro e inesperado revés tuvo el equipo de Martín Palermo ante Rangers, su clásico rival del Maule. En el partido de vuelta de la Copa Chile, ambos elencos empataron a un gol, mismo resultado del pleito jugado a principios de semana en La Granja. Con esa igualdad, la llave debió definirse desde los lanzamientos penales.

Poco efectivo

Fue así como en la parte decisiva, el elenco tortero fue muy poco efectivo, desperdiciando tres lanzamientos, mientras que los piducanos solo desperdiciaron uno. De esa forma, Rangers avanzó en el torneo, mientras que Curicó Unido sigue sin encontrar el rumbo esta temporada, pues en el campeonato de la Primera "A" está en los últimos lugares.



Publicar un comentario

 
Subir