Funcionarios médicos, enfermeros y personal asistencial denunciaron el colapso que está afrontando actualmente el Servicio de Urgencia del Hospital de Talca, donde hay más de 60 pacientes internados en precarias condiciones y con atenciones que se están realizando sobre presión y por debajo de los estándares requeridos.

El presidente de la Asociación de Enfermeros y Enfermeras de recinto, Juan Carlos Cáceres, reveló el complejo panorama que se está produciendo. “Tenemos pacientes hospitalizados en sillas de ruedas, camillas de ambulancias y hasta en sillas de las salas de espera. Se llegó al extremo de tener que reanimar un paciente en un pasillo y en los estacionamientos de ambulancias hubo que instalar a la intemperie tomas de oxígeno".

Ponen paños fríos

En respuesta a esta denuncia, el director del Servicio de Salud del Maule, doctor Luis Jaime, descartó que exista un colapso en la urgencia del Hospital de Talca, sino que se trata de una situación de alta demanda de atención. “No podemos hablar de un colapso de la red asistencial del Maule. Los servicios de urgencia sí están bastante tensionados debido a la afluencia de muchos pacientes y el índice ocupacional de camas en los servicios de urgencia. (Actualmente) nosotros tenemos en toda la red cien pacientes ocupando una cama en esas unidades, de los cuales 63 pacientes están en el Hospital Regional de Talca. No obstante eso, todas las unidades y departamentos de ese centro asistencial están llevando a cabo una planificación estratégica la cual se traduce en muchas acciones, entre otras la distribución de estos pacientes en distintos servicios clínicos y en otros establecimientos de la red asistencial”, indicó.




Publicar un comentario

 
Subir