Debido a la gran cantidad de personas que realiza deportes u otras actividades recreativas en el cerro Carlos Condell y/o la alameda Manso de Velasco, funcionarios de la Primera Comisaría incrementaron los servicios  montados y modificaron la labor, según los horarios de las denuncias registradas.

En las fiscalizaciones se trata de evitar la ingesta de alcohol en la vía pública, consumo de sustancias ilícitas y la ocurrencia de ilícitos, permitiendo que las personas que llegan hasta esos lugares puedan desarrollar sus actividades de manera segura y en los horarios factibles de acuerdo a las restricciones dispuestas por la autoridad sanitaria.

La subcomisario de la Primera Comisaría, capitán Ivania Varas Valdés, señaló que hace mucho tiempo están incentivando a la comunidad a participar de su propia seguridad.  “Invitándolos a denunciar los hechos ilícitos de los cuales son víctima o testigo. Estos servicios se incrementaron precisamente por las denuncias de la comunidad, ya que nuestro propósito es orientar la prevención según donde se estén cometiendo los hechos delictuales, focalizando la labor según georreferencia, horario y víctimas”, indicó.

Tranquilidad

La autoridad policial afirmó que “nuestro constante trabajo en la población no tiene otro objetivo que incrementar la sensación de seguridad, que las personas puedan disfrutar de los espacios públicos junto a niños o personas de la tercera edad, con todas las medidas Covid-19, obvio, pero seguros, sin riesgos de ser afectados por delincuentes”.

Los patrullajes montados también han registrado una amplia aceptación por los más pequeños de los hogares, quienes junto a sus padres se acercan a los funcionarios y realizan consultas sobre los equinos, instancias en que los carabineros muestran parte de sus habilidades y cuál es su propósito en el lugar.



Publicar un comentario

 
Subir