Cansados están los habitantes de la villa San Alberto Hurtado, ubicada en calle Luis Cruz Martínez, (cerca del estadio de la comuna), pues ven como cada día varios de los inmuebles se deterioran por la presencia de termitas subterráneas, recordando que el complejo habitacional tiene 180 viviendas que están en peligro.

Tomando en cuenta que el municipio y la empresa constructora no han dado solución a la problemática, un grupo de afectados realizó una protesta pacífica en el frontis de la municipalidad.

La presidenta de la junta de vecinos, Emelina Pérez, indicó que buscan la ayuda de las autoridades como el Serviu y el seremi de Vivienda, pues la situación es bien complicada. “Estuvimos realizando algunas averiguaciones con lo que pasó en la población Luis Cruz Martínez de Curicó que arriba de 50 años tenían sus casas y las termitas estuvieron ahí casi toda su vida e invadieron toda la villa y nosotros no queremos eso”, dijo.

Calidad de vida

La dirigente precisó que estamos hablando de casas nuevas entregadas hace solo tres años y que a todas las familias les costó mucho sacrificio tenerlas. “Hay muchas personas que están pagando sus casa y al final van a tener que hacer casas de fierro si no hacen un tratamiento acá que es carísimo y que mejor tener ayuda del Gobierno Regional, el intendente que se haga cargo, la municipalidad, no sé, pero por dónde sea que nos ayuden”, aclaró.

Emelina Pérez afirmó que no descartan interponer acciones legales en contra de la empresa constructora Malpo, pero están claros en que hay que tener recursos para abogados y que por eso aún lo están pensando.



Publicar un comentario

 
Subir