La Corte de Apelaciones de Talca falló en segunda instancia que la municipalidad de Curicó le pague una millonaria suma de dinero a la ex directora comunal de Educación, Irene Cortés, quien denunció despido injustificado cuando asumió la actual administración de Javier Muñoz.
El tribunal de alzada determinó que se le deben pagar $420.000.000, aunque la resolución puede ser apelada ante la Corte Suprema.
Lo que rechazaron los jueces fue pagar $20.000.000 por concepto de costas del juicio, donde están los honorarios de la defensa de Irene Cortés.
Hasta el momento, la municipalidad ha llevado en total hermetismo este tema, pues sabe que perder el juicio será muy mal mirado por la comunidad



Publicar un comentario

 
Subir