El concejal por Talca Rubén Albornoz Dachelet declaró de manera libre y voluntaria al inicio del juicio oral realizado en su contra luego de que la Fiscalía lo acusara por el delito de cohecho tras comprobar su participación en el pago de 4 millones de pesos realizado por empresarios para obtener su voto y el de otros concejales en la entrega de una patente para el funcionamiento del cuestionado Pub Balmaceda.
También se presentó acusación en contra del concejal Luis Vielma Alfaro, quien habría recibido parte del dinero del cohecho y también en contra de los empresarios Marcelo Gutiérrez Fuentealba , Cristián Monterrosa Martínez y su padre Vicente Monterrosa Marra, quienes le entregaron el dinero al concejal Albornoz. 

Más de 20 testigos y mini cámara

La fiscal a cargo de la investigación Paula Rojas señaló que cuenta con "cerca de 22 testigos, también peritos y documentos". En esta jornada también prestó declaración el acusado Marcelo Garrido, quien confesó que tras tener antecedentes de que no se renovaría la patente de su local comercial se puso de acuerdo con su amigo y socio Cristián Monterrosa con el fin de pagar por el voto a favor de algunos concejales. De esta forma sería el padre de su amigo - dijo - quien contactaría al concejal reuniéndose días después con Albornoz para entregarle el dinero hecho que grabaron con una mini cámara para dejar registro de la transacción, material que está en manos del Ministerio Público. 

Publicar un comentario

 
Subir