Un paseo entre un grupo de amigos terminó en tragedia la tarde de ayer en el balneario de Los Queñes, pues en las aguas del río Claro fue encontrado un menor de 15 años sin vida. Se trata de Sebastián Márquez Quezada, quien murió ahogado.
Según antecedentes policiales, el joven acampó junto al resto de sus compañeros la noche del sábado en el camping Los Pinos, hasta donde llegaron a celebrar un cumpleaños.

Presencia de alcohol

Los jóvenes reconocieron que bebieron alcohol y que antes de regresar a Curicó decidieron refrescarse en el rió. Fue así como Sebastián se lanzó un piquero y se perdió en las aguas como a las 10:00 horas, sin embargo, recién a las 13:30 fue encontrado su cadáver por carabineros.

Publicar un comentario

 
Subir