Era una bomba de tiempo. La competencia entre las empresas de buses que cubren el trayecto Curicó-Talca está al rojo con ofertas de pasajes a mil pesos. Por eso no extraño que esta mañana la sangre llegara al río. Según testigos, a la vuelta del terminal protagonizaron una descomunal pelea trabajadores de las empresas Talmocur y Londres Bus.

Combos iban, combos venían

Los testigos de la pelea indicaron que en la riña hubo agresiones de puños, pero también golpes con fierros y palos. Afortunadamente, no hubo heridos graves gracias a la oportuna reacción de transeúntes y pasajeros que se bajaron a calmar los ánimos. No obstante, muchos de los clientes se quejaron de la situación, pues en la lucha por tomar pasajeros puede haber un accidente.


Publicar un comentario

 
Subir