La audiencia de esta mañana fue sobre una prueba anticipada presentada por la defensa del cirujano Nelson Valenzuela Hermosilla, acusado de una presunta negligencia médica registrada el 19 de octubre de 2009. La víctima fue Aurelia Bustamante Barrientos, de 68 años, quien entró a pabellón por un problema a la vesícula, pero habría perdido la vida por lesiones en la arteria aorta abdominal y el duodeno. En la la jornada de hoy declaró el ex director del Hospital Clínico de la Universidad de Chile y otrora presidente del Colegio de Cirujanos de Chile, Italo Braguetto, y el integrante de la Unidad de Responsabilidad  Médica del Servicio Médico Legal de Santiago Marcelo Veloso Olivares. Ambos afirmaron en estrado que la muerte de la paciente en Curicó estaba dentro de las posibilidades y que ésta habría sido después de la operación, la cual habría sido exitosa.
No hay que olvidar que el juicio simplificado en contra del facultativo curicano se inicia, oficialmente, el próximo lunes 9 del presente.


"Verdad y justicia"

Como era de esperar, distintas opiniones generó en las partes en conflicto los testimonios de los dos testigos traídos desde la capital. En ese contexto, uno de los abogados querellantes, Roberto Celedón, insistió de que estaría más que claro que estamos ante una negligencia médica. El profesional destacó que en su exposición el doctor Braguetto haya reconocido que al año se realizan cerca de mil a mil 500 operaciones con la técnica de la laparoscopia y que solo en tres casos hubo complicaciones y que todos los pacientes sobrevivieron. "En la querella se señala que la señora perdió el 80 por ciento de la sangre. Por eso se describe como estaba el médico todo ensangrentado. Y fue un hecho que sorprendió a los hijos que estaban esperando el resultado de la intervención quirúrgica de su madre".
Roberto Celedón espera que tras casi una década del suceso se compruebe que en la muerte de Aurelia Bustamante fue responsabilidad del médico que la operó. "por doloroso que sea es lo que se persigue. Que haya verdad y justicia", sentenció.


"No hay responsabilidad"

Una visión muy distinta tiene el abogado defensor, Marcelo Valenzuela, quien espera que su defendido sea finalmente absuelto, precisando que si bien la laparoscopia es un método seguro puede presentar inconvenientes graves. "Es un riesgo que le puede ocurrir a cualquier cirujano y desde esa perspectiva, entendemos que hasta el minuto, lo que ha quedado acreditado es lo que dijimos desde el comienzo de la investigación. Por lo tanto, no hay responsabilidad del doctor en la causa del fallecimiento", apuntó.

Publicar un comentario

 
Subir