Hace menos de una semana, José Navarro dio a conocer una carta donde hablaba que la familia de la pequeña de 11 años, a quien habría secuestrado en febrero pasado, traficaba drogas. Muchos no creyeron, pero la PDI  detuvo anoche a ocho personas, en su mayoría familiares de la menor. La diligencia policial se concentró en dos casas de la localidad de Quelmen y en dos del sector de Rancura, en la comuna de Licantén. En la ocasión, se incautaron casi nueve kilos de marihuana, 100 gramos de cocaína base, una escopeta, municiones y dinero en efectivo.


Ampliación

Esta tarde se llevó a cabo el control de detención. A petición del ministerio Público, el tribunal de Garantía de Licantén amplió el arresto a siete de los detenidos, pues uno quedó libre por presentar casi un 70 por ciento de discapacidad mental, lo que lo hace inimputable. De esta forma, la formalización de cargos quedó fijada para este viernes, a eso, de las 13:00 horas, pues antes se reformalizará a José Navarro por el, presunto, delito de abuso sexual contra la menor.




Abuelo y tío

Entre los arrestados se encuentran el abuelo, a quien Navarro golpeó la noche que huyó con la niña, y un tío materno. Ambos deberán enfrentar, además, una querella presentada en su contra por el, presunto, delito de abuso sexual contra la menor en 2013 y 2014. Destacar que el tribunal de Garantía de Licantén declaró ayer admisible esa acción judicial interpuesta por la defensa del padre d la niña, quien está luchando por quedarse con su tuición.




Publicar un comentario

 
Subir