El primero en entrar a las dependencias de la PDI fue Jaime Canales, quien llegó puntualmente a las 11:00 de la mañana, hora en que había sido citado. La autoridad calificó como positiva su comparecencia, pues se debe investigar a fondo. “No quiero que el hilo se corte por lo más delgado por el lado del funcionario municipal (Inspector Técnico de la Obra, ITO), sino que se investigue hasta el último. Si hay irregularidades que caiga quién caiga”. 



"Hizo mal su pega"

Luego fue el turno de Mario Undurraga, quien estaba medio molestó con la diligencias, pues a su juicio, no manejaba detalles del proyecto del Santuario El Carmen debido que solo fue de visita y no de inspector de las cuestionadas obras. No obstante, precisó que se debe investigar el tema. “Aquí hay una empresa que quebró y dejó abandonada la obra, por lo cual hay un dolo, estafa, malversación o mala utilización de fondos públicos. Hay un funcionario municipal que hizo mal su pega, que lo denuncié y lo dije públicamente en el concejo municipal y eso se tiene que investigar y perseguir a los culpables”, admitió.



Exijo una explicación

Otro de los concejales de Chile Vamos que llegó a las dependencias de la PDI fue Francisco Sanz, quien no estaba citado, pero respaldó a sus compañeros que esperan se esclarezca este caso. Además, adelantó que pedirán en próximo concejo municipal información detallada de las obras de la Iglesia El Carmen. “Acá estamos  a favor de que se investigue y que se sepa qué pasó finalmente", dijo. La autoridad  agregó que “vamos a ingresar a oficina de partes una solicitud pidiendo la versión oficial de cuándo se detuvieron las obras, cuándo cesaron los pagos, cuándo la empresa y el ITO se fueron para que todos los concejales hablemos el mismo idioma”.




Publicar un comentario

 
Subir