Funcionarios del Equipo de Focos y Análisis Criminal de la fiscalía regional y efectivos de la Policía de Investigaciones lograron desarticular la banda que se dedicaba al abigeato entre las Regiones Metropolitana y Ñuble. Según datos del ministerio Público, los antisociales lograron importantes ganacias que superarían los 300 millones de pesos. Este golpe a la delincuencia se produjo en efectivos allanamientos registrados el fin de semana pasado en Santiago. Ayer jueves, fueron formalizadas cuatro personas por los delitos de abigeato y robo con intimidación que cometieron en las comunas de Maule, Retiro, Melipilla, María Pinto, Rengo, San Carlos y San Bernardo, donde el grupo obtuvo un botín de 165 millones de pesos tras el robo de un tractor, vacunos y caballos. Los cuatro imputados se suman a otros cinco que fueron formalizados la semana pasada. Los formalizados ayer en Linares también forman parte de otra banda que se dedicaba a la clonación o blanqueo de autos y camiones en la zona Occidente de la Región Metropolitana.


Larga investigación

El fiscal José Alcaíno señaló que esta investigación partió hace dos meses fruto de un análisis criminal de la fiscalía maulina donde se percatamos que en marzo habían  disminuido las denuncias por abigeato y habían aumentado fuertemente las cabezas de ganado sustraídas y que ya no se trataba de un ladrón aislado  que sustrajera una o dos cabezas de ganado, sino que era una banda que se dedicaban a sustraer grandes cabezas de ganado, sobre cinco. “De esta forma se levanta un foco investigativo  por el delito de abigeato e investigando a esta banda nos dimos cuenta que habían participado en diversos hechos. Nuestra unidad tiene la virtud de poder traer las causas de otras regiones e investigarlas en forma conjunta, detectar los patrones delictuales y a través de varias diligencias modernas poder dar con estos autores”, afirmó.

Publicar un comentario

 
Subir