El estadio municipal de Sagrada Familia fue el escenario donde el elenco local venció por 2 goles a 1 a su similar de Diablos Rojos, en la final de la "Copa de Campeones", organizada por ANFA. Tras el pitazo final, el alcalde Martín Arriagada recordó que merecían ganar tras dos finales perdidas. "Definitivamente la tercera fue la vencida. Estamos felices con este triunfo", reconoció.


Al cielo

En tanto, el entrenador de lo nuevos monarcas, Ramón Ortiz, afirmó que esta victoria se la dedicaban al kinesiólogo que murió y que fue un gran aporte para la institución. La final tuvo varios políticos invitados, siendo el más importante el Intendente del Maule, Pablo Milad, quien entregó la copa a los merecidos triunfadores.


Publicar un comentario

 
Subir