A las 11:00 horas comenzaron a sonar las sirenas que alertaron a la población de que tenía que iniciar la evacuación de sus hogares y lugares de trabajo. Casi al mismo momento, la mayoría recibió un mensaje de texto sobre el mismo procedimiento. Poco a poco aparecieron los habitantes de la precordillera de Romeral. Muchos salieron preparados con mascarillas y mochilas entregadas por el gobierno que contenían objetos básicos de sobrevivencia como botiquín, una radio, agua, entre otros. 


Militares

Pasado poco más de un cuarto de hora entraron en acción las fuerzas armadas y de orden. Un helicóptero de Carabineros sobrevoló el área para enfrentar un hipotético escenario de evacuación tras la erupción del volcán. Además, aparecieron los militares con camiones para trasladar a las personas de la tercera edad, niños y con problemas para desplazarse por sus propios medios.


Coordinación

El director nacional de la Oficina Nacional de Emergencia, Onemi, Ricardo Toro, señaló que hubo buena coordinación entre todos los estamentos. “Soy testigo de toda la información que se entregó a la población con mucha anterioridad. Veo detalles que no he visto en otros simulacros como el uso de mascarillas o las mochilas de emergencia”, dijo.

 

Imprevistos

Si bien todas las autoridades quedaron muy conformes con el simulacro, siempre habrá cosas para mejorar. Por ejemplo, una persona de edad no sabía del operativo y sufrió un accidente menor al caer de su caballo, pues pensaba que era todo real. En tanto, una anciana llegó media hora más tarde del inicio de la evacuación porque no tenía puesto un audífono en su oído y algunos habitantes no estaban registrados en el catastro de la municipalidad. 

Publicar un comentario

 
Subir